P5

“Práctica 5 .- La forma en el espacio”

Un objeto tridimensional puede ser representado en dos dimensiones. Para el perfecto reconocimiento del objeto es necesaria una buena orientación espacial teniendo, para ello en cuenta, su esqueleto estructural. Pero también influye el marco de referencia, es decir el punto desde el que el observador verá el objeto, que debe ser independiente de la orientación.

Para poder representar una forma existen tres métodos: el traslapo, el escorzo y la proyección.

A continuación explicaré en qué consiste cada uno de ellos y mostraré algún ejemplo.

EL TRASLAPO:  consiste en la superposición de elementos que deben ser independientes y estar situados en planos diferentes de la composición. Con este método se consiguen destacar los elementos más importantes de la composición, seguir un itinerario de lectura cuando vemos la imagen, agrupar elementos y favorecer la tridimensionalidad. Además en una imagen en la que exista traslapo podemos diferenciar los distintos planos en los que se sitúan los objetos.

Este primer dibujo sirve de ejemplo de traslapo. En él  podemos observar que las formas están situadas en plano distintos e independientes. Las superficies de  color azul (a modo de agua) y la marrón (a modo de suelo) sirven de fondo. Sobre este fondo se superponen los diferentes elementos.

En un primer plano encontramos diferentes tipos de plantas que ayudan a componer un paisaje marino. Se encuentran en diferentes planos y a ello se deben las diferentes tonalidades claro-oscuro que ayudan a dar sensación de profundidad. Sobre el fondo azul podemos encontrar diferentes agrupaciones de especies de peces. Esto se consigue haciendo uso del traslapo, es decir, al situar unos peces por encima de otros y al ser estos de diferentes tamaños nos parecen que unos están más lejos que otros y que todos van agrupados en bancos.

Otro ejemplo de traslapo sería la siguiente fotografía. En ella podemos observar también los diferentes planos que la componen. En un primer plano situaríamos el pétalo de la rosa que está más enfocado encima del cual se encuentra la mariquita. A medida que desplazamos la vista hacia el fondo de la foto los elementos siguen sucediéndose pero cada vez menos nítidos y más desenfocados. Esto hace que aumente la profundidad en la imágen. El traslapo resulta por lo tanto claro en esta imagen, se consigue representar objetos en dos dimensiones y que sean totalmente reconocibles usando para ello la superposición de elementos independientes.

EL ESCORZO: consiste en la representación distorsionada de un esquema estructural simple. Casi siempre con fines plásticos y expresivos. Decimos que hay escorzo cuando la imagen no ofrece un aspecto característico de su totalidad y cuando los ejes estructurales de la forma representada no están en un plano paralelo al de la imagen. Además geométricamente cualquier proyección implica escorzo ya que es la deformación de una estructura más simple. Con este método se consigue una mayor profundidad y un interés visual de la figura.

El primer ejemplo de escorzo es un dibujo de un surfista haciendo una maniobra en la ola. En la ejecución de las diferentes maniobras el cuerpo del surfista adopta posiciones que no son habituales, es decir, el esquema estructural de su cuerpo aparece representado de manera distorsionada.

El eje estructural del brazo derecho no está en un plano paralelo a la imagen si no que se encuentra en un plano perpendicular (como si saliese hacia el espectador). También los ejes estructurales de las piernas se salen del plano de la imagen.

 

El segundo ejemplo de escorzo es una fotografía. En ella la joven retratada se encuentra sentada sobre una tabla de surf. El eje estructural de sus piernas no es paralelo al plano de la imagen sino perpendicular, sale en dirección al espectador. Además la figura humana no está representada de manera natural, en su postura habitual y no nos ofrece una visión característica de su totalidad.

LA PROYECCIÓN: es la representación gráfica de un objeto sobre una superficie plana. Para ello es necesaria la elección de un punto de vista, la representación deberá ofrecer los rasgos estructurales suficientes para su reconocimiento y que estos suplan aquellos que se han omitido.

El ejemplo que he utilizado es la representación en perspectiva axonométrica de una figura. El objeto al ser representado queda inmediatamente modificado geométricamente; pero en el dibujo se recogen sus atributos esenciales y su esqueleto estructural. Las partes ocultas del objeto podríamos reconstrurlas sin niguna dificultad.

En el dibujo hay diferentes métodos de representación de la forma, basados en la proyección. Podríamos hablar de proyección paralela y proyección perspectiva. En la primera incluiríamos la representación en diédrico y en axonométrico; mientas que en la segunda hablaríamos de perspectiva cónica

Otro ejemplo claro de proyección sería la sombra. Hablaríamos entonces de la proyección del contorno del objeto visto desde el punto de vista de la luz. Nos permite conocer información sobre el objeto, como por ejemplo su elevación y su distancia con respecto a una superficie; pero también nos permite conocer el ángulo de incidencia de la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: