M6

 “Picasso. – Relaciones compositivas”

Picasso utiliza diversos criterios sintácticos a la hora de realizar sus obras. Entre los que podemos destacar: la tensión, la dimensión, la dirección, el movimiento, equilibrio…

A continuación analizaré tres de sus obras, comentando como hace uso de los criterios citados anteriormente.

Primera: La vida (1903)

Por las tonalidades predominantes (azules y ocres) de la obra podemos deducir fácilmente que se trata de una obra del período azul del pintor.

Esta pintura podemos dividirla en tres partes , tres partes verticales. En la primera de ellas encontraríamos a una pareja de pie, desnuda y enlazada; en la del centro, que podría a su vez  dividirse en otras dos partes, en la superior aparece una mujer hundiendo su cabeza en el pecho del hombre y en la  inferior un hombre o mujer sumido en soledad; y finalmente en la tercera parte aparece una mujer que simboliza la maternidad con un niño en brazos. Esta división en partes más o menos iguales contribuye al equilibrio horizontal.En  el cual la parte de la derecha pesa más que la parte de la izquierda; pero en este caso el peso visual queda compensado porque en el lado izquierdo coloca dos figuras.

También podríamos hablar de proporción. Las figuras humanas representadas están proporcionadas, el tamaño del cuerpo es aproximadamente el de cinco cabezas.

Además al mirar este cuadro seguimos un desplazamiento visual que se inicia en la pierna de la mujer de la parte izquierda, continua por el dedo en posición horizontal de la figura masculina y acaba en la mujer con el niño en brazos.

"La vida" (1903)

Segunda: “Tres músicos” (1921)

En esta composición la dirección de las líneas que componen los objetos es en algunos casos vertical y en otros horizontal lo que  nos lleva a realizar un recorrido visual ascendente, es decir desde la parte inferior a la superior. Muchos de los contornos no aparecen delimitados por líneas, pero el contraste entre los colores nos permite diferenciarlos.

La escala se utiliza en este caso para distribuir los elementos en diferentes planos, así los instrumentos musicales están proporcionados en tamaño con respecto a los tres músicos.

Picasso no pretende representar en dos dimensiones el volumen de las figuras, por eso son formas planas, carentes de luces y sombras y con un color uniforme sin gradaciones. Sin embargo en un intento de mostrar la profundidad, hace uso de la proyección. Si observamos el suelo podemos comprobar como sobre él está proyectada la sombra de la mesa en la que se apoya el primero de los músicos.

Podríamos dividir la obra en tres partes verticales, quedando cada músico en una diferente. Logra así cierto equilibrio horizontal; pero en el centro de la composición encontraríamos elementos tensionantes. Los tonos amarillos y rojos provocan un gran contraste con el resto de tonos. Son más brillantes y más claros y captan nuestra atención visual.

"Tres músicos" (1921)

Tercera : “Familia a orillas del mar” (1922)

La dirección produce un desplazamiento visual provocado por la disposición de elementos en el plano. En este caso la figura del hombre tumbado en la arena. al estar en posición horizontal, nos transmite estabilidad y calma. Mientras que en el caso de la mujer y del niño los ejes estructurales tienen una dirección diagonal, dándonos sensación de inquietud y de tensión. El desplazamiento visual por este cuadro empezaría en el hombre tumbado para seguir por el niño y por último acabar en la mujer.

La escala no es el fuerte de la composición, pues la mujer que se supone que está más alejada que el hombre debería tener un tamaño más pequeño y no es así. Pero sí podemos ver el uso de la dimensión, es decir de un criterio sintáctico que se basa en las ilusiones ópticas para la representación del volumen en los formatos de dos dimensiones. Picasso utiliza las luces y sombras para crear los volúmenes en las figuras humanas, pero las utiliza junto con las gradaciones de colores para crear un espacio tridimensional en el cuadro, un fondo con profundidad. En un primer plano, encontramos un espacio que pinta en tonos blancos, amarillos y naranjas con el fin de simular la arena. Mientras que en un segundo plano podemos encontrar diferentes tonalidades de azules que representan el mar y el cielo.

En esta obra no está presente el movimiento, si no que más bien lo que nos transmite es calma y tranquilidad.

En ella podemos apreciar el equilibrio vertical, que se refiere a la parte inferior y superior. Siempre pesarán menos las figuras que se encuentren en la parte inferior, por eso todas las formas de la composición se sitúan en esta parte. También los colores más brillantes y más saturados se concentran en esta parte con el fin de equilibrar el peso de la composición.

"Familia a orillas del mar" (1922)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: